Skip to content


Pensamientos de un entrenador y presidente

Andres_SanzolComo responsable del Comité Nacional de Docencia voy a exponeros las conclusiones a las que he llegado tras la celebración en Pamplona del VII Congreso Nacional de Tenis, dedicado íntegramente a un tema que en la actualidad nos preocupa a todos los que formamos parte de al organización federativa nacional, “Presente y Futuro del Tenis Femenino”.

En primer lugar, decir que es bastante desalentador comprobar cómo este tipo de iniciativas no son secundadas por las personas que pasamos más horas dedicadas a la formación, tanto de jugadores, como de jugadoras. El plantel de ponentes en este evento ha sido del más alto nivel nacional, y el foro se prestaba para poder trabajar durante tres días en pos de encontrar soluciones al tema en el que se centró el Congreso.

Como digo, es desalentador comprobar cómo en nuestro país hay muchísimos “profesionales” que se dedican a impartir sesiones de entrenamiento pero que, a la hora de formarse, de reciclarse, de conocer los últimos adelantos en nuestra profesión, prefieren quedarse dando clase, con la excusa ya manida de que no encuentran sustitutos para sus entrenamientos.

Llevo varios años acudiendo a diversos eventos de este tipo que se realizan en España y la verdad es que he podido comprobar que casi siempre pasa lo mismo, nos encontramos los mismos “locos”. Nosotros somos los primeros que hemos de darnos cuenta que en nuestras manos está gran parte de las soluciones a los problemas actuales de nuestro tenis, incluso por encima de directivos, jugadores, padres y clubes.

Somos un gremio que generalmente, desde el primer momento en el que empezamos a trabajar, cobramos por nuestros servicios, y la verdad es que además bastante bien en la mayoría de los casos, por lo que deberíamos concienciarnos de que tenemos que estar a la última. Debemos estar en permanente contacto, esto hará que la calidad de la formación aumente y, como consecuencia de ello, el nivel de nuestros jugadores, que no hemos de olvidarnos, que es el principal objetivo que debemos tener, antes incluso del de ganarnos la vida.

Centrándome ya en el Congreso en sí, hacer varias consideraciones en cuanto a las ponencias, como siempre muy interesantes. Se tocaron todos los palos de nuestra profesión, desde el trabajo técnico-táctico en pista, el psicológico, el médico, el físico, incluso el organizativo. Por ello, reconocer desde estas líneas el trabajo, como siempre perfecto, de Don David Sanz Rivas y su equipo que, aunque no pudo estar presente físicamente, nos dejó a los presentes todo el trabajo hecho.

En cuanto a las mesas redondas, que básicamente trataron la problemática actual del tenis femenino nacional, comentar que tenemos mucho trabajo por hacer, tanto mujeres como hombres. Hemos, en primer lugar, de trabajar todos de la mano y en la misma dirección ya que según mis sensaciones existe una peligrosa ruptura. El problema del tenis femenino no lo van a solucionar las mujeres, jugadoras o entrenadoras, ha de ser competencia de todas las personas que formamos la familia del tenis nacional. Por ello, reitero que hemos de ponernos todos manos a la obra.

Y para finalizar me gustaría comentar una última cuestión.

A mi entender, la plantilla de directivos del tenis actual, tanto federativo, como en los clubes, tiene varios inconvenientes. Por un lado estarían los directivos que llevan muchos años en el cargo y que deberían “ceder los trastos” a personas mas jóvenes y con un nuevo empuje. Decir en este aspecto que puede darse el caso de que de no estar los presentes no haya nadie que quiera coger el testigo, por lo que desde aquí animo por mi experiencia a que se dé ese paso.

Por otro lado, cabe destacar la elevada edad de la mayoría de los dirigentes que, sin suponer un problema en si, sí que adolecen en algunos casos de una visión actual de los tiempos en los que vivimos, de hacia dónde “van los tiros” de nuestro deporte.

También existe una escasa representación del entorno de los entrenadores en el mundo de las direcciones deportivas y órganos de gobierno, en el ámbito político. También, por mi experiencia y por la de algún otro compañero en mi misma situación, os animo a que forméis parte y luchéis por integraros en los órganos correspondientes, aunque en este aspecto y viendo la desidia generalizada de la mayoría de mis compañeros de profesión para con su formación y responsabilidades, entiendo que esto es una utopía.

Con todo esto, doy por finalizadas mis conclusiones a estos días de debate e intercambio de opiniones en Pamplona. Desde aquí, simplemente dejar claro que trabajamos por los jugadores, que son los que poco a poco harán el tenis nacional más grande, pese a quien pese. Bastante complicado es nuestro deporte como para encima poner obstáculos desde dentro.

Entenderé que personas y profesionales de diversos ámbitos tenísticos se molesten con este escrito, pero los que me conocen bien saben que siempre trabajo y opino en positivo y aportando críticas constructivas, para que nuestro deporte crezca. Algún día se retirarán los jugadores/as que en la actualidad lucen nuestra bandera por el planeta y todos sabemos que tener al número uno mundial es “hipermegadifícil”, por lo que nuestra obligación ha de ser la de garantizar un futuro prometedor para nuestro deporte.

Gracias y ánimo a todas y todos.

Andrés Sanzol Salinas
Presidente Comité Nacional de Docencia

Autor Andrés Sanzol.

Etiquetas , , , , .