Skip to content


París día 2: Granjeros y tenistas

Pedro_hernandezAprovechando la festiva Pascua de Pentecostés, París ha vivido dos jornadas entre el verde vegetal de los Campos Elíseos y el rojo de la tierra batida de Roland Garros. A pleno sol, dos millones de personas paseando por el centro de París, convertidos los Elíseos en granja, con ganado y productos de la tierra y rollizos granjeros que parecen personajes salidos de las viñetas de Asterix. “Si la gente no acude a la campiña, nosotros se la traemos”, dicen que es el motivo del gobierno Sarkozy, un hombre alejado del campo, para esta promoción de un sector en crisis. Entre esa marea humana también una marea policial, vestidos de paisano, quizás alguno de granjero, para evitar un macrobotellón en los Campos de Marte convocado via facebook.

A pleno sol, oficialmente 70.000 billetes vendidos en las dos primeras jornadas, Roland Garros también ha sido una marea humana. Esto se ha quedado pequeño. Se circula casi a empujones entre pistas, encontrar un asiento libre en las exteriores es casi un milagro, y las zonas de descanso, como la Plaza de los Mosqueteros, parecen el metro en hora punta. Es evidente que Roland Garros necesita crecer, o que alguien ponga el cartel de ‘no hay billetes’ en cifras algo menores, opción bastante improbable porque las visas echan humo en las tiendas de souvenirs, de las que cada día hay más. Aunque la palma estos días se la han llevado las colas por conseguir un helado, y las de la pequeña fuente de agua potable tras la zona del Museo.

A pleno sol, entre olor a bronceador, el rojo de la tierra batida ha parecido sangre para muchos. Para Richard Gasquet, el héroe de Niza, fundido entre el sol y el esfuerzo, los cinco sets contra Murray han sido una sangría rematada en derrota cruel tras contar con dos sets de ventaja. Con Jean Gachassin, presidente de la federación francesa al frente de los animadores, la decepción ha sido tan grande como el alivio del entorno Murray, con Alex Corretja al mando, por un partido que significaba mucho para el escocés.

Otro de los preferidos de Francia, Paul Henri Mathieu también tomó el camino de los vestuarios roto en el tercer set de su artido ante Marcel Granollers. Y más sufrimiento del previsto en esta tierra de rojo gladiador para Nicolás Almagro, Fernando González, Gael Monfils y Novak Djkovic, como ayer le suedió a Jo Wilfried Tsonga. Una tierra en la que Roger Federer ha sido el único que no ha sudado, ni sufrido agobios, en su partido ante Luczack. Y sólo llevamos 48 horas de torneo.

Pedro Hernández
Director de Comunicación
Real Federación Española de Tenis

Autor Pedro Hernández.

Etiquetas , , , , .