Skip to content


Roland Garros y el efecto mariposa

Pedro_hernandezEl ‘efecto mariposa’ domina en Roland Garros. Los grandes carteles que por todo París se multiplican ya avisan de ello. Nalini Malani, la artista india que este año ha sido la encargada de diseñar el cartel oficial del torneo, ha llenado ese póster con 24 mariposas que aletean entre pelotas de tenis y dos jugadores, uno en pleno esfuerzo, y el otro caído en la tierra. “En el tenista, en sus gestos, hay como una liberación de una mariposa cuando sale de la crisálida. No quería que mi cartel fuera sólo tenis, sino que reflejara esa metamorfosis que va del simple gesto al contrapeso del desafío”, explica Nalini acerca de su creación.

El ‘efecto mariposa’ se engarza dentro del marco de la teoría del caos y la complejidad. Meteorólogos, matemáticos y artistas han debatido sobre este efecto que ha llegado al cine y las novelas, aunque en estos casos sin mucha relación con el caos. El concepto es que la más mínima variación en las condiciones iniciales de un sistema caótico, puede desencadenar lo inesperado. Elevado al máximo, sería aquello de que “el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo”. En el terreno del tenis, sería aquello de que ‘si Nadal perdió el año pasado un partido aquí, en esta edición todo es posible”.

En un tenis complejo, en especial en los Grand Slam, y caótico en las predicciones globales, el ‘efecto mariposa’ se hizo sentir ayer en las pistas. Se posó sobre las cervicales de María José Martínez para fulminar de un plumazo una ilusión más que trabajada por un buen resultado, y se plantó sobre la espalda de Ernests Gulbis, el príncipe letón que apuntaba a algo grande en París, para dejarlo tumbado en el suelo.

Pero la mariposa es también un símbolo de lo breve que es la belleza. En ese sentido, la brevedad del torneo es evidente, apenas 15 días en un calendario anual repleto de citas, de desafíos, de nuevas oportunidades. Pero en la capital del amor, y en un torneo en el que todos quieren enamorar como en todos los Grand Slam, las mariposas revolotean por el estómago. ¿Acaso no usamos esa expresión cuando ansiamos algo bonito? Aún quedan dos semanas para meditar sobre el ‘efecto mariposa’ y visualizar el cartel de Nalini Malini. Sólo al final sabremos si los aleteos nos llevarán hacia campeones inesperados.

Pedro Hernández
Director de Comunicación
Real Federación Española de Tenis

Autor Pedro Hernández.

Etiquetas , , .


Un comentario

Sigue esta conversación, suscríbete al RSS de los comentarios de esta entrada.

  1. ROSI CARRASCO dice

    Precioso el comentario, Pedro… ciertamente mis “mariposas” estarán revoloteando estos 15 días sin parar en mi estómago, pues ansío ver a l@s nuestr@s ganar y ganar partidos para llegar a las últimas rondas… y quiero ver a nuestro Rey de la Tierra recuperar su trono en París. ¡VAMOS ARMADA! ¡VAMOS RAFA!!!
    Un abrazo desde Madrid.