Skip to content


La senda del desencanto o volver a la ilusión

presidente_2Nos encontramos a unas horas vista de un difícil enfrentamiento entre Polonia y España. Podemos optar por la senda del desencanto o por volver a la ilusión. Nuestras jugadoras se batirán por mantener la categoría en la ciudad de Sopot. Y saltarán a una pista nada favorable después de un largo viaje e inconvenientes de adaptación, pero con una ilusión y un compromiso absolutos.

Es obligado mantener la fe en nuestras representantes; las mismas que durante más de un mes estuvieron entregadas a nuestra Selección en Australia; las mismas que hace dos años alcanzaron la final de la Fed Cup tras vencer en dos eliminatorias como visitantes.

La aprobación de un programa de tenis femenino inicia una senda inexplorada que debe conducirnos a un medio plazo fructífero. Un programa que alcance todos los ámbitos territoriales y llegue también a aquellas jugadoras que no están en el Grupo de Alta Competición de la RFET. Mi máximo respeto por nuestras jugadoras. Son excepcionales como personas y deportistas. Mi corazón y mi aliento es hacia ellas. Optemos, pase lo que pase, por el camino de la ilusión.

Como decían los taoístas, no hay momento más oscuro que el que precede el alba.

Un abrazo.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Un comentario

Sigue esta conversación, suscríbete al RSS de los comentarios de esta entrada.

  1. David Creus dice

    Me gustaria tanto creerle, pero me resulta tan dificil. Una cosa es cierta, nuestras jugadoras son excelentes personas y grandes deportistas, merecen que ese proyecto de tenis femenino que dice esta aporvado resulte todo un exito en el hambito de la ayuda y conocimiento de nuestras representantes.
    Que se consiga que los entrenadores que trabajan con jugadoras juveniles vean a federación como una ayuda más a su trabajo.
    Queda la sensacion de que solo interesan las que trabajan en federación y tenemos muchas alumnas en escuelas que tienen un nivel a tener muy en cuenta.
    Si sus palabras son francas deberemos felicitar a nuestra federación, aunque me permitira que espere a ver los resultados de ese proyecto y su puesta en marcha sobre el terreno.
    Tengo la sensación de que este proyecto de empieza por la queja de nuestro tenis femenino, no tanto por el convencimiento de que sea necesario por parte de federación.
    Soy optimista por naturaleza y porque el trabajo con las chicas se lleva realizando des de hace mucho tiempo, aunque sin demasiado apoyo.