Skip to content


¿A quién prefiero?

Presidente-150x150Después de la recepción del Presidente del Gobierno, Sr. Rodríguez Zapatero, alguien me preguntó en una radio que a quién prefiero. Esa pregunta ya me la hizo el propio Presidente del Gobierno. Naturalmente no le respondí tan largamente como voy a hacer ahora. El tiempo no daba para más. Aun así le contesté en idéntico sentido.

La pregunta concernía a sobre a quién debía la victoria o qué momento evocaba de la Final de la Copa Davis. Para su contestación, recordé uno de los axiomas del budismo que es la doctrina del no apego. En esencia, para llegar al nirvana los budistas creen en algo que denominan el Octuple Sendero. Cito por ejemplo para ello la recta visión, la recta palabra, la recta conducta y por abreviar la recta vida.

Pero para resolver la pregunta, tal vez sea el budismo el que nos acerque a una respuesta más exacta. Tendemos por lo general al autoengaño y confundir nuestra identidad con ideas, apegos materiales, etc… que nos conducen a la confusión.

La Selección Española de Copa Davis, para llegar a la Final, ha necesitado a todos sus jugadores. Hizo falta Nico Almagro, Juan Carlos Ferrero, Tommy Robredo, David Ferrer, Feliciano López, Rafael Nadal y Fernando Verdasco. Cada uno de ellos fue esencial. ¿A quién se le puede olvidar el papel de todos ellos o de cada uno en Benidorm, Marbella, Murcia o, ahora, Barcelona?

Esto es nuestro ser esencial. El equipo. Un equipo se diferencia de un grupo en las identidades que lo constituyen. Si algún éxito o norma hemos importado y constituye nuestra identidad es la idea de equipo. Nadie sobresale, todos aportan, y todos construyen.

Así pues, no confundamos la esencia con la parte. Yo me quedo con mi equipo, nuestro equipo, el que forman nuestros jugadores y todos los que con ellos han trabajado en el fin común. Desde el fisio hasta el encordador. Desde el primer aficionado hasta el último técnico que enseña tenis en nuestro país. Desde nuestro patrocinador Mapfre hasta el último Presidente de Federación que vive y sueña con el tenis.

Por eso, la respuesta es SE LO DEBO AL EQUIPO. A los que han hecho del tenis el deporte número uno en nuestro país.

Gracias equipo.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas , , .


5 Comentarios

Sigue esta conversación, suscríbete al RSS de los comentarios de esta entrada.

  1. Santiagasi dice

    Desde que te conoci, Sr. Presidente, tu recta vida te ha llevado a estar donde estas y a ser quien eres, tanto en lo personal como en lo profesional. Enhorabuena otra vez, y a trabajar con amor por el futuro, pero aprendiendo del pasado.

    Santiagasi

  2. carlos dice

    Desde la sencillez del razonamiento y la lucha constante por la defensa del tenis te voy conociendo.
    realmente solo bajo el convencimiento y el esfuerzo se hace de las personas verdaderos profesionales. Muchas felicidades
    Carlos Huertas

  3. Jaime Ospina dice

    Felicitaciones, o como lo dirian alli ¡ En hora buena ! esto es el resultado de un largo proceso que como piedra angular es la formación y capacitación de cada uno de los personajes dedicados a la enseñanza, a la empresa privada, a los padres de familia, cuerpo interdisciplinario (Medicos, psicologos, P. Físicos, nutricionistas, etc) y logicamente a los dirigentes de la RFET.
    FELICITACIONES.

  4. Rosi Carrasco dice

    José Luis, una vez más tu comentario muy acertado, y es que tenemos un EQUIPAZO, por eso… ¿PARA CUÁNDO UN HOMENAJE PÚBLICO Y MULTITUDINARIO A NUESTRO GRAN EQUIPO DE COPA DAVIS? Al igual que se ha hecho con la selección de fútbol y la de baloncesto, creo que los chicos se lo merecen y miles de personas estaríamos encantadas de ofrecérselo y demostrarles así nuestro CARIÑO, RESPETO Y ADMIRACIÓN. Por favor tenedlo en cuenta, sería fantástico. Un abrazo desde Coslada, Madrid.

  5. Club de Tenis Rinconada dice

    Hola José Luis, gracias por sentirnos orgullosos de tener un presidente como el que tenemos, si como Presidente lo estás haciendo genial, como persona te admiro aún más.
    Desde nuestro modestísimo club, recibe fuerte abrazo y un millón de gracias.
    Manolo Perea