Skip to content


Abrir un paréntesis

Foto carnet IIMañana se presenta el equipo español que disputará en Galati, de la mano de Conchita Martínez, la Copa Federación en Rumanía. Ciertamente, no hemos tenido fortuna en los sorteos, tanto de la Davis como de la Fed Cup. Pero alcanzar los logros siempre requiere un esfuerzo a veces titánico.

El tenis como hecho nacional requiere una reflexión, como el modelo de competición que somete a examen cada trimestre las opciones de nuestra Selección. Frente a estos desafíos, quiero no obstante agradecer a quienes reiteradamente compiten por España, dándolo todo en circunstancias no siempre idóneas.

Y es ahí donde se abre un paréntesis que comprende todos los enigmas. El laberinto que nos conducirá a resolver los dilemas que arrojará 2.015 y que se inician en apenas diez días. Esa solución integra también las luces y las sombras que nos han llevado a la cima y que ahora nos someten a la necesariedad de un compromiso unánime en torno al deber de que el tenis español nacional retorne al nivel que representa.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela, Uncategorized.

Etiquetas .


Ser feliz

Foto carnet II

Entre tanto horror, me ha conmovido una noticia en El País que concluía hace unos días que Europa es el continente menos feliz. Podríamos empezar considerando qué es la felicidad y si está en la naturaleza del ser humano.

En cualquier caso, el barómetro utilizado para medir en dicha encuesta, debe ser eficaz porque se contrae a la satisfacción, que no deja de ser un sentimiento íntimo sobre el que nuestra expresión es subjetiva pero cierta.

Con pesimismo u optimismo vital, se trata de si nos sentimos satisfechos con nosotros mismos, más que si aspiramos a ese ideal inconcreto que es la felicidad.

Los expertos dicen que la desigualdad es el factor que menos equilibra el ideal de la felicidad y seguramente lo podemos compartir, aun cuando tener más no supone ser más feliz, pues muchos países pobres aprueban esta encuesta que trata de la existencia. Así, curiosamente, el continente en el que más personas le ponen una sonrisa a la vida es África. Aquí valdría el refrán de “no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.”

Hay recuerdos felices y también cicatrices que no se apagan nunca. El cerebro humano ciertamente posterga los recuerdos traumáticos, pero las pérdidas y las derrotas vitales persisten sin curación en algún lugar aun desconocido de lo que somos.

Para mi, en cambio, creo que lo que llamamos felicidad trata de estar a gusto con nosotros mismos. Se contrae a querernos. A veces, resulta un ejercicio duro exponerse al espejo, ya sea por las marcas exteriores, ya sea por las interiores que comporta el devenir de los años. No hay regocijo o sonrisa que sea tan extensa que nos apacigüe el espíritu y aquí si que me viene a la memoria Borges, cuando señalaba que la mayor felicidad es que se la que se produce sin causa en cualquier esquina y sin ningún soporte objetivo para ella. Si este momento llega, hay que procurar no racionalizarlo.

En este contexto, el deporte proporciona buenos momentos, pues el triunfo, además de tener un componente patriótico o asociativo, permite una fracción o distancia respecto del devenir íntimo de la existencia que se aparta hipnóticamente durante su transcurso, que después viene todo lo demás.

Son tiempos sin duda para aceptar que el mundo que hemos construido no es ciertamente una factoría de felicidad; aunque sí nos brinde los instrumentos para disponer al menos de buenos momentos. En todo ello, vivir es un trabajo duro en el que más que retos profesionales o económicos, debiéramos construir vías como la aceptación de nosotros mismos y de nuestras imperfecciones. Sin duda alguna, más tolerancia con el otro y con uno mismo. Menos trascendencia de lo que pase alrededor y un cierto humor vital que relativice los destinos que asoman tras cada esquina de nuestro recorrido. El humor es signo de inteligencia.

Y ciertamente en esa búsqueda vale cualquier método, porque en esto también la heterodoxia se impone. Agradecer lo poco que ha resistido el embate de las decepciones para efectivamente expresar nuestra gratitud por lo poco que nos ha quedado, sea cual sea la distancia hacia nuestros sueños. Disipar la amargura y recuperar la inocencia.

En fin, mucha teoría, fácil de escribir y difícil de practicar y palabras que acompañan a un mal maestro en esta y otra materias. No hay camino cierto, pero a veces el desapego que hace desintegrar el ego, ayuda.

Buenas noches y buena suerte.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.


The child in us

Foto carnet IINo ha habido año que no haya iniciado con las mismas palabras, los mismos retos y casi los mismos anhelos. Sucede, no obstante, que van desapareciendo fantasmas y voces, ya sean del pasado; ya sean del presente; e incluso del futuro, que cada brindis en Navidad va acompañado de una lágrima; de una melancolía o de un recuerdo lacerante.

Ocurre que hay muchos -cada vez más- que nos vienen dejando y que cada Agenda esconde un párrafo en blanco más. Que a pesar de que los retengamos en nuestra memoria o en nuestro corazón, ya no retornarán.

Se acumulan también fantasmas de lo que fuimos y ya no recobraremos nunca. Basta mirar una fotografía para comprobar las huellas del tiempo y de la existencia y eso acompañado de dolencias que se esconden con la secreta pretensión de volver.

Tal vez un buen vino (de la casa por supuesto); una música, por qué no la banda sonora de Cosmos; y desde luego, un Libro, quizás, el “Arte del Buen vivir”, un clásico de Schopenhauer. Pero sobre todo no reniegues, pase lo que pase, de lo que te haya hecho feliz. Así alejarás fantasmas presentes y futuros e irás más ligero en el viaje.

Sea cual sea de ellos lo que os acompañe hacia ese faro frente al mar, mi recomendación es vivir. La vida no vuelve. Vivir es un derecho, pero sobre todo una conquista. No retrocedas.

Y mientras tanto, como establecía el Desiderata, “di tu verdad serena y plácidamente… pero nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja de las inesperadas desgracias….”

Pase lo que pase, será un buen año, the child in us.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


El cierre de Tennis World

Foto carnet IILa desaparición de un proyecto siempre es un escenario indeseable. Porque trata de sueños rotos y de ilusiones perdidas. Las malas noticias son de difícil digestión y en este caso muy especialmente.  Y así ocurre con este último ejemplar de una publicación de enorme calidad que desaparece, al menos, transitoriamente, que nunca me gustaron las despedidas definitivas.

Tennis World ha hecho historia en el periodismo deportivo, con un modelo distinto de afrontar la realidad desde el punto de vista mediático, en forma apasionada y objetiva,  que llegó aalcanzar nada menos que 15.000 ejemplares de difusión.

Un proyecto que ha persistido en el tiempo, desde la independencia y el rigor informativo, siempre tan necesarios en el ámbito mediático y, también, como no, en nuestro deporte.

Su desaparición nos llena de tristeza no sólo porque siempre es una mala noticia para la difusión del tenis, sino  muy especialmente por el pesar que supone para los extraordinarios profesionales que han trabajado en su seno, como Javier Méndez Vega, en unapublicación por donde pasaron grandes expertos de nuestro deporte. No podemos olvidar las columnas de Carmen Perea, Xavier Budó, Israel García o Nacho Calvo, entre otros muy destacados.

Este sentimiento de pérdida nos debe hacer reflexionar sobre el modelo futuro de sostenibilidad de nuestro deporte en todas sus áreas, en un contexto general de crisis.  Pero ciertamente esta desaparición de una publicación comprensiva tan solo de buen tenis, nos llena de desolación.

Un fuerte abrazo a todos los que se han visto afectados por esta triste noticia. Algo falla cuando una publicación honesta e íntegra desaparece. Pienso en muchos en ellos porque han hecho una labor ejemplar en la defensa de nuestro deporte, desde la independencia y el buen hacer.

Tennis World cierra y ello nos lleva a una profunda reflexión sobre el futuro de los medios y, en general, de todo lo vinculado a la prensa

Sin duda una mala noticia para nuestro deporte.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.


La Gala del Comité Olímpico Español

Foto carnet IIEs época de galas varias, que, por coincidir con la Navidad, vienen a unirse con celebraciones familiares y de empresa, pero no por ellas menos bienvenidas, que siempre es grato el reconocimiento y la retribución de los méritos contraídos.

La de anoche fue la del Comité Olímpico Español, que fue retransmitida por RTVE en directo y que contó con una amplísima asistencia,  entre ellos los deportistas Mireia Belmonte y Javier Fernández.

Gala que versó sobre deporte en esencia; deporte en estado puro y que finalizó con un discurso del Presidente del COE Alejandro Blanco sobre su independencia.

Transcurren las horas y se agota el año 2.014. Quiero brindar por cuantos construyen nuestro deporte en cada rincón. Aquellos que han hecho que el tenis siga siendo fuerte. Cierro los ojos y reflexiono sobre lo vivido alrededor de lo que uno coyunturalmente ejerce.

Mientras las sombras caen sobre lo que fue luz, miro adelante hacia unos pequeños pies que se dibujan sobre la arena del mar que fuera fantasmal de Cádiz; y que me traen la memoria de otras pisadas que tímidamente asomaran.

Y doy gracias a todos los que hacen felicidad a través del tenis. Una vez más, gracias.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Caza de brujas

Foto carnet IIMe refiero a un magnífico artículo de Carlos Toro en El Mundo de 14 de Diciembre, que viene a poner sentido común en una polémica interesada sobre la violencia en el deporte, en este caso centrada en el futbol.

Y no es la primera vez, recuerdo otros artículos sobre el problema de la nacionalidad en el deporte y la competencia de los mejores en ámbitos internacionales con las Selecciones Españolas de fondo.

Y es que vivimos tiempos de pensamiento unánime; donde la tolerancia cero no es con los violentos (por más que sea recomendable y hasta un ejercicio de ciudadanía), sino que se convierte en intolerancia cuando se trata de punir el pensamiento disidente o insumiso.

Tiempos difíciles donde se experimenta con el deporte y donde en lugar de asumir el error de lo predecible se castiga a cualquiera que piensa de forma heterodoxa. Malos tiempos donde el rigor extremo sólo fundamenta como coartada.

Es por ello que felicito a Carlos Toro. Más que ruedo ibérico, quizás el Laberinto español de Brenan.

Camino arduo el que nos queda en manos de los de siempre. Y a los que no lo son, bien están las alertas que ponen color al blanco o negro, porque éstos son los únicos tonos que algunos entienden.

Pronto comprenderemos el por qué de la tolerancia que dicen cero con quienes dice Carlos Toro solo producen “expresiones procaces y escatológicas que no son violencia. Son estulticia, gregarismo, ordinariez, incultura….”

Como dice en su brillante artículo, “hemos empezado una caza de brujas donde sólo hay moscas cojoneras.”

Pero tal vez, pronto descubramos que la caza de brujas no es contra éstas, sino contra quienes discrepan del pensamiento único; del no color del deporte que esconde el ocre de alguno. Así que bienvenida la opinión disidente. Porque como dice Carlos Toro, “a galeras el que diga caca, culo o pis. Nos hemos vuelto guardianes de una ortodoxia pacata y melindrosa” …. que pretenden “empalagosa cruzada moralizante”.

Llegados a este punto, cabe recordar qué fue, para los que sigan obviando los matices, la caza de brujas del senador Mac Carthy. Acusaciones infundadas, delaciones, denuncias, procesos irregulares y listas negras.  Gobiernos persiguiendo a sus oponentes políticos en nombre de la seguridad nacional y todo ello prescindiendo absolutamente de los derechos civiles.

En fin, malos tiempos para el deporte y para la sociedad, en los que la propia ONU ha tenido que propugnar la independencia del deporte.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Gala de la Ciudad de la Raqueta

Foto carnet IIAnoche tuve el honor de presenciar una Gala exquisita en los detalles y extraordinaria en su fondo, donde el tenis brilló especialmente, no en vano los momentos llenos de esplendor que alumbran nuestro camino en la historia.

Koki Martí supo darle la emoción necesaria y, como siempre, fue capaz de asociar deporte y sociedad con la presencia, entre otros, de Leopoldo Abadía, referente en el análisis de la economía desde lo humano.

Que Ciudad de la Raqueta es un modelo de gestión no cabe ninguna duda, pero lo relevante es que se ha convertido, además, en un centro donde converge la cultura, el movimiento asociativo y, sobre todo, las emociones alrededor del hecho de practicar deporte.

En estos momentos tan duros que vive la sociedad española, el ejemplo de sensibilidad de esta Entidad es esperanza de futuro, tan brillante como el pasado que se reconoció ayer cuando el frío sobre Madrid ya empieza a asomar.

Dicen que el deporte no tiene color y puede que así sea; pero los matices en tiempos donde todo parece ocre son dignos de admiración y así quiero reconocérselo a Koki Martí

Gracias por invitarme. Te esperamos en Córdoba.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas .


Esport solidari

Foto carnet IISalgo de Barcelona, aun bajo el influjo de la música de John Barry, que abriera la Gala del Esport Solidari en Barcelona, anoche.  Una Gala espléndida organizada por Josep Maldonado y donde el oficio de vivir, a pesar de las circunstancias físicas o las fronteras, se hace más leve a través del deporte.

Me cuesta abrir el periódico y me limito a su página trasera, que ahora entiendo cómo “La contra” es lo más leído de cada ejemplar de La Vanguardia. Iniciar la lectura cuesta porque desesperanza el contenido de la información. ¿Para cuándo un periódico sólo de buenas noticias?

Me encuentro con una entrevista magistral por Ima Sanchís, donde un periodista nos recuerda algo tan obvio como olvidado. Algo como que: ”quería un poco de belleza para compensar el sufrimiento. Pero al final entendí que la belleza está en todas partes. Nunca he visto miradas tan sonrientes en Nueva York o Barcelona, como las que he visto en los campos de refugiados… Es una gran ironía: encontrar tanta felicidad y tanta belleza en lugares de penurias y sufrimiento….”

Dejo ahora la contra, por el libro que guardo en mi maleta. Las “Memorias de Agassi”, que agradezco a Aurora Cuito de Duomo Ediciones. Lo saco lentamente como un ejercicio de osadía. La osadía se ha convertido en una de las pocas esperanzas que nos reserva el integrismo, que cuanta belleza e íntima satisfacción hay en la libertad que se conquista frente a los que la ignoran.

Este es un libro que pocos te recomendarán…

Partiendo del Dragón,  ese artilugio que “disparaba” 2.500 pelotas al día contra un pequeño de ocho años que a veces las devolvía haciendo arte liberatorio en algún golpe, el libro recorre todos los entresijos… lo que no se ve….

Busco con la imaginación la vieja raqueta de madera que guardo como una joya; mi único patrimonio en el tenis.

Recorro los senderos de esta semana, donde pasamos por un majestuoso Colegio Público, el Luis de Morales de Badajoz. Me enorgullezco de la resistencia de la educación pública, y de la enorme frescura y viveza de los alumnos de este Centro, que tienen incluso una radio escolar, que no se me ocurre nada más libre que poder hablar desde la intrepidez de lo que se inicia, de cuanto uno cree y uno sueña. Enhorabuena a sus Profesores y a todo su personal.

Ha sido una larga semana, donde tuvimos también la enorme suerte de visitar un magnífico Club de Tenis, Cabezarrubia en Cáceres, con unas instalaciones magníficas donde hemos vivido momentos históricos del tenis de base español. Gracias a su Presidente Luis Carlos Ruiz.

Me rindo -ahora ya- a mis emociones; y descubro que efectivamente la vida es una conquista. Que el mar solo se vislumbra desde los faros, pero que solo se ama desde las rocas.

Desde esa pasión que describiera Galdós, -sobre la contumacia en la rebeldía-, sólo os recomendarán ese libro…. los que aman el tenis.

Ahora que inicio por encargo escribir uno sobre lo que he vivido estos años, os aconsejo, entretanto, la lectura de las Memorias de Agassi. Pero sobre todo, si me permitiis una reflexión, os dejo con el deber de no retroceder. Esa es la belleza que esconden los campos de refugiados o los homenajeados en la Gala espléndida de anoche.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


El récord de Sevilla

Foto carnet IIA veces es reconfortante dejar pasar el tiempo, porque la realidad es tozuda.

Recuerdo que durante las dos Finales ganadas en Sevilla, fueron algunos los que criticaron el escenario en el que se desarrolló la consecución de nada menos que dos Ensaladeras para España. No he escuchado a ninguno de ellos hacer semejante afirmación en estos días.

Pero viendo las imágenes de la Final entre Francia y Suiza, no tengo más remedio que esbozar una sonrisa…

El escenario en que Sevilla ganó dos Finales, fue fruto de la inspiración y la imaginación de algo que se esbozaba como imposible y que produjo un record de asistentes para la historia.

Fue ese modelo el que ha sido tomado por Lille para celebrar esta edición de 2.014. Y el resultado es el mismo: la demostración de que el tenis es un deporte espectacular que puede competir con cualquier otro de masas.

Recordar Sevilla evoca momentos de una vida. Cada minuto que vivimos no tiene repetición, ni siquiera copia. En cada una de aquella Finales hay un recuerdo, pero en este caso, además, hay una íntima convicción.

En estos días, en que rememoro aquellas sensaciones, quiero dar las gracias al equipo de la RFET que hizo posible aquel milagro; como también a los magníficos profesionales del Ayuntamiento de Sevilla que consiguieron algo imposible que ahora otros copian para bien de nuestro deporte.

Y en especial quiero recordar el empeño del Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, de amar apasionadamente en favor de su urbe, (sí Sevilla), porque para ello hay que creer con locura y él lo hizo para memoria imperdurable de la ciudad talismán donde el tenis forma parte ya de su esencia.

El record que acaba de lograrse en Francia, no obsta a que la consecución de todo ello, no sea más que un mero remedo de lo que hoy algunos, viendo esta nueva Final, estarán, como yo, esbozando una amplia sonrisa.

Cambiar el mundo era el propósito de la existencia de los utópicos. Hacer que el tenis sea grande es un empeño que ha de sobreponerse a la miseria de los que se niegan a que lo imposible no les corresponda a ellos.

Ahora, que ya no somos los mismos, que la vida ha pasado y devastado pieles, corazones y dejado marchar a muchos,  la hemeroteca recuerda que esos pocos agoreros siguen siendo los mismos… Y demuestra, también, que el mundo conspira a favor de los que creen en lo imposible.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas .


Pablo Llorens

Foto carnet IIEn apenas un mes, nos han dejado dos personas que hicieron historia al frente de la RFET., y que fueran sus Presidentes, (nunca me gustó el prefijo “ex”) Salvador Vidal y Pablo Llorens. Las desapariciones traen, sin duda, el dolor de la pérdida y quizás algo de nosotros parte con ellos, pero, en este caso, también evocan un instante y unas circunstancias en la construcción de toda una sociedad alrededor del deporte.

Si Salvador Vidal fue un exponente de fortaleza bajo su fragilidad y quebradiza salud en tiempos que nos recuerdan que la convulsión es una oportunidad más que un obstáculo; Pablo Llorens representó el esplendor de un tiempo único, en el cual el tenis español federativo se expansionó en el ámbito internacional a un nivel que aun perdura.

Llorens Regaña fue Presidente de la Federación Española de Tenis entre 1.970 y 1.984 y consiguió nada menos que el Masters ATP se disputara en Barcelona en 1.972, en lo que ha sido una sucesión de acontecimientos que en nuestro deporte igualmente nos llevó a la felicidad de conquistar sendas Ensaladeras en el año 2.000 y en el año 2.009.

Pau fue uno de los impulsores del Tenis como disciplina oficial de los Juegos Olímpicos de Verano, llegando a ser el Presidente del Comité Olímpico de la ITF. en Seul, justo mérito a quien tanto hizo por que fuera realidad. De aquel logro, con la excepción de Londres, todo han sido alegrías para España.

El análisis de aquel tiempo nos evoca la muerte de unos valores y unas certezas que se intuyen definitivas. No puede concebirse a Llorens sin la mítica figura de Samaranch, ni quizás al deporte español sin el impulso de aquellos hombres que se empeñaron en brindarnos un sentido al hilo de una sociedad imperfecta.

El descubrimiento y consolidación de Barcelona como ciudad del deporte se debe a personalidades como ellos; y pocos referentes nos van quedando de aquellas trayectorias, quizás, entre ellos, Josep Maldonado. Figuras que, más allá de las diferencias ideológicas, nos hicieron sentir orgullosos de Cataluña, más si cabe a los que no nacimos en esta tierra. De la mano de ellos, de su juicio, incluso, si cabe, de su valor, nos quedará su ausencia y su legado, que quizás consista en el sentido inefable que tiene el deporte en una ciudad en la que el mar solo asoma tras la montaña, pero que, una vez divisado, su destello ya no desaparece nunca. Decir Barcelona es símbolo de pluralidad frente al centralismo; de libertad frente al integrismo. Evocar la memoria de estos hombres, es sinónimo de fair play y comprensión de la diversidad como esfuerzo colectivo. Una lección que no podemos olvidar.

Descanse en paz, Pau Llorens.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas , .