Skip to content


Retornarán los libros y las canciones

Foto carnet IISe acerca la Primavera a nuestro deporte. En el horizonte próximo, se vislumbra Barcelona encendida y mediterránea, abriendo el Godó como hecho de la identidad propia de Cataluña. Y un poco más lejos Madrid y Paris…

Todo lo mejor que identifica al tenis español y que lo ha hecho un referente mundial.

Una primavera de tierra roja; de arcilla que se adhiere y deja su huella profunda como herida cauterizada.

Una multitud que camina hacia una pista que fue construida desde sus entrañas de donde emerge la emoción…

La gloria y el triunfo que a veces compiten con el estertor mítico de alguna derrota…

Y retornarán los libros y las canciones, las luces y el azul espléndido que rodea el mar, ese mar que recorre esta tierra de acogida… Volverán las rosas en las ramblas que conducen hacia el Puerto y nacerán los amores y las pasiones que solo despierta la Estación naciente…

Y yo desde lejos, como tú…. desde el Atlántico, volaré sobre todo ello, una vez más, desde el faro que separa el horizonte del sol que se ahoga, que no tengo otro credo, ni otra ideología que esos ojos negros y ese rojo que arde caminando hacia la montaña de Barcelona…

Porque nadie podrá detener la Primavera.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Seis años

Foto carnet IIHoy cumplo seis años en esta responsabilidad que nos otorgaron y ratificaron en su día quienes creyeron en este proyecto, que no es más que una forma de soñar el deporte que amo.

Sin duda alguna, reflexionar sobre todo lo vivido en estos años excedería de unas limitadas palabras en un Blog que se ha convertido en un cierto encaje de lo personal más allá de lo que me ocupa diariamente. Tal vez debiera pedir perdón a quienes solo esperaban monotema de este Blog, pero comprenderán que también hay piel en cada bola. Permítanme, pues, esta licencia, este desahogo… que respirar es un ejercicio difícil que no tiene ni convenciones ni reglas.

Han pasado seis años -que no quiero mirar aquellas y estas fotos-. Seis años -a veces con un solo minuto basta- que transforman la vida y la existencia.

Primero fue un faro pequeño frente a un sol que se ahoga en unas costas del Atlántico desafiante e inmenso, que el Mediterraneo es cálido y cierto como el membrillo y el Atlántico tiene la acidez del deseo.

Luego fue asomar la vista más allá desde unas rocas que me abrigaban de la quiebra del mar incesante. Unico asidero frente a un imaginario hundimiento.

Y por fin, ahora, seis años después, me sumerjo sin miedo tras unos pasos titubeantes sobre la arena amarilla de ese mismo oceáno. Tiempo habrá de que mis pasos sean vacilantes y los otros firmes.

Reviso las fotos, los momentos, el estertor, la rabia. Los gozos y las sombras de cualquier instante, que todos tienen su historia. Al morir Antonio Machado, encontraron en su bolsillo una cuartilla que tan solo decía ”esos días azules y ese sol de mi infancia…”

Pues así es el registro vital. Esos días azules…. y ese sol de mi infancia hacia el que camino…. Que son unas manos pequeñas las que seis años más tarde me guían.

Seis años al fin que quiero agradecer a los muchos que confiaron… a ellos debo muchos de esos días azules. Esos dedos que aprietan mis manos fueron por el tenis. Justo es dar gracias.

Y a aquellos que no lo hicieron, también mi gratitud. No puedo pedir perdón por amar. Lo hago intensamente. Y no puedo reprochar que no lo entiendan aquellos que nunca han amado. Espero que compartáis la sintonía  que me acompaña al escribir estas líneas. La de un exiliado republicano en Paris, Salvador Bacarisse. El único remedio que conozco contra la melancolía y la nostalgia. Algo para lo que la medicina no ha encontrado remedio que sí diagnóstico. Romanza del concertino para guitarra y orquesta.

El mundo conspira hacia los propios fantasmas… pero siempre para derrotarlos. Y mientras tanto….. Siempre adelante…. Thalassa…

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Homenaje necesario mediante un cupón de la ONCE en el RCT Barcelona

Foto carnet IIHace unos meses, emprendimos una gestión para conseguir la edición de un Cupón conmemorativo de la ONCE sobre el 50 aniversario de la consecución de la primera Final de Copa Davis para España. Para decidir qué acontecimiento merecía ese recuerdo, dimos la vuelta a todo lo que ha sido y es el tenis español, y debo confesar que la elección fue ciertamente difícil y compleja. La noticia de que el próximo 29 de Diciembre, el tenis español y estos pioneros verán reflejada su gesta, en una tirada masiva que evocará su recuerdo, nos ha llegado justo en el umbral del Torneo Conde de Godó, quizás el único que mantiene indemne el espíritu clásico y de club en unos eventos  que han quedado en manos de multinacionales o de empresas que quizás nos han desprovisto de la magia de sentirnos parte de ellos. Algo que ha conservado el RCT Barcelona y justo parece que ambos acontecimientos se entrecrucen en este preciso momento.

50 años transcurridos desde aquella efemérides allá en los confines de Australia; y su recuerdo en imágenes en blanco y negro, nos brinda una reflexión necesaria sobre el tiempo, único remedo frente a la incertidumbre del presente. Nos hace recorrer todo un trayecto histórico lleno de esplendor, no sólo en las victorias, sino también en las derrotas.

En estos tiempos inciertos, donde todo parece convulsión, la lección de aquellos jugadores, de los que estarán en Barcelona en este acto, Manolo Santana, Liz Arilla y Juan Gisbert, adquiere una significación necesaria.

En mi opinión, la reflexión precisa exige entender que, frente a situaciones de éxito, pero sobre todo, frente a situaciones de crisis, el tenis español ha demostrado ser muy fuerte. Y que por encima de momentos en que pareciera todo quebrarse, el tiempo ha demostrado que nuestro deporte -el segundo detrás del futbol según la última encuesta de Mediapro- hemos sobrevivido.

Y de forma especial, que dicha supervivencia ha residido en nuestro único patrimonio imperdurable: los Clubes.

Ahí radica el éxito. Ellos estuvieron tras las gestas (ésta la es); pero permanecieron firmes tras las derrotas.

Creo que el tenis debe enorgullecerse de su trayectoria, de sus mitos e incluso de sus sombras. Pocos deportes donde haya tanta esencia titánica, heroica. Porque somos dueños de estas imágenes en color que nos acompañan; pero muy especialmente, son las de blanco y negro las que nos han traído hasta aquí.  Justo como nuestras propias vidas.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas .


Ojalá te enamores

Foto carnet IILos Budistas hablan de las cinco transformaciones que te hacen avanzar hacia la armonía, como si cada una de ellas fuera un paso necesario al que sigue otro. El recorrido no transcurre en una sola secuencia sino en el concepto relativo del tiempo que no se agota en un instante.

Cuando hallaban infelicidad crónica, los sanadores orientales prescribían fuego, que radicaba en el corazón. Reconocían que en la vida de esa persona no había nada que la estimulara e intentaban encontrar algún sendero del que dimanara un pequeño destello del que brotara un latido.

Para el deporte del tenis, la melancolía es un deber necesario, a la vista de los éxitos cosechados en la parte patriótica que representa la Federación; que a todos complace sentirse parte de un triunfo nacional que nos haga recobrar la autoestima. En estos años, hemos disfrutado y padecido del proverbio árabe que dice “ojalá te enamores”, que te hace combinar la pasión de las victorias con la decepcion del descenso de la cumbre.

La infelicidad crónica no tiene tratamiento, al menos en una sola vida. A veces hay que nacer de nuevo. Ese renacimiento espera a la Federación.

Pero mientras eso ocurra, la legitimidad hay que defenderla. El tiempo dirá si lo prescrito coadyuvará a la sanación. Yo así lo creo.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


La importancia del apoyo empresarial al deporte

Julian_GarciaComo todos los días, esta mañana he desayunado echando un vistazo al diario MARCA. Al llegar a la página 28 me he encontrado con uno de esos reportajes que a los deportistas siempre nos gusta ver publicados, cual es que empresas o entidades apuestan por el deporte, ya sea en cualquiera de sus facetas. Cierto es que MARCA lo tiene más fácil para hacernolo llegar, pero lo verdaderamente difícil es culminar el proyecto y conseguir que firmas publicitarias, deportistas y representantes de los principales organismos oficiales a nivel nacional, léase CSD y Comité Olímpico Español, estén en una foto común que represente ese acuerdo.

Conocido es por todos la grave crisis a todos los niveles que continúa atravesando nuestro país, y a la que no es ajena el mundo del deporte. En los últimos años han disminuido considerablemente los patrocinios, subvenciones y apoyos tanto a los propios deportistas como a clubes, federaciones, etc. Iniciativas como MARCA Patrocínalos se hacen necesarias y fundamentales para que poco a poco volvamos a la normalidad, aunque será muy difícil retomar los niveles de patrocinios y colaboraciones que había hasta 2010.

Es por ello por lo que quiero felicitar de corazón al diario MARCA, que también apoya muchas otras actividades dirigidas al deporte base, como es el caso del Circuito Nacional RPT Tour MARCA Jóvenes Promesas Wilson Next Gen, que arranca en los próximos días.

Espero que estas apuestas que realiza el diario duren muchos años, porque sería buen síntoma tanto para el deporte en general como para los responsables de la editorial.

Julián García Martínez
Real Federación Española de Tenis

Autor Julián García Martínez.


Abrir un paréntesis

Foto carnet IIMañana se presenta el equipo español que disputará en Galati, de la mano de Conchita Martínez, la Copa Federación en Rumanía. Ciertamente, no hemos tenido fortuna en los sorteos, tanto de la Davis como de la Fed Cup. Pero alcanzar los logros siempre requiere un esfuerzo a veces titánico.

El tenis como hecho nacional requiere una reflexión, como el modelo de competición que somete a examen cada trimestre las opciones de nuestra Selección. Frente a estos desafíos, quiero no obstante agradecer a quienes reiteradamente compiten por España, dándolo todo en circunstancias no siempre idóneas.

Y es ahí donde se abre un paréntesis que comprende todos los enigmas. El laberinto que nos conducirá a resolver los dilemas que arrojará 2.015 y que se inician en apenas diez días. Esa solución integra también las luces y las sombras que nos han llevado a la cima y que ahora nos someten a la necesariedad de un compromiso unánime en torno al deber de que el tenis español nacional retorne al nivel que representa.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas .


Ser feliz

Foto carnet II

Entre tanto horror, me ha conmovido una noticia en El País que concluía hace unos días que Europa es el continente menos feliz. Podríamos empezar considerando qué es la felicidad y si está en la naturaleza del ser humano.

En cualquier caso, el barómetro utilizado para medir en dicha encuesta, debe ser eficaz porque se contrae a la satisfacción, que no deja de ser un sentimiento íntimo sobre el que nuestra expresión es subjetiva pero cierta.

Con pesimismo u optimismo vital, se trata de si nos sentimos satisfechos con nosotros mismos, más que si aspiramos a ese ideal inconcreto que es la felicidad.

Los expertos dicen que la desigualdad es el factor que menos equilibra el ideal de la felicidad y seguramente lo podemos compartir, aun cuando tener más no supone ser más feliz, pues muchos países pobres aprueban esta encuesta que trata de la existencia. Así, curiosamente, el continente en el que más personas le ponen una sonrisa a la vida es África. Aquí valdría el refrán de “no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.”

Hay recuerdos felices y también cicatrices que no se apagan nunca. El cerebro humano ciertamente posterga los recuerdos traumáticos, pero las pérdidas y las derrotas vitales persisten sin curación en algún lugar aun desconocido de lo que somos.

Para mi, en cambio, creo que lo que llamamos felicidad trata de estar a gusto con nosotros mismos. Se contrae a querernos. A veces, resulta un ejercicio duro exponerse al espejo, ya sea por las marcas exteriores, ya sea por las interiores que comporta el devenir de los años. No hay regocijo o sonrisa que sea tan extensa que nos apacigüe el espíritu y aquí si que me viene a la memoria Borges, cuando señalaba que la mayor felicidad es que se la que se produce sin causa en cualquier esquina y sin ningún soporte objetivo para ella. Si este momento llega, hay que procurar no racionalizarlo.

En este contexto, el deporte proporciona buenos momentos, pues el triunfo, además de tener un componente patriótico o asociativo, permite una fracción o distancia respecto del devenir íntimo de la existencia que se aparta hipnóticamente durante su transcurso, que después viene todo lo demás.

Son tiempos sin duda para aceptar que el mundo que hemos construido no es ciertamente una factoría de felicidad; aunque sí nos brinde los instrumentos para disponer al menos de buenos momentos. En todo ello, vivir es un trabajo duro en el que más que retos profesionales o económicos, debiéramos construir vías como la aceptación de nosotros mismos y de nuestras imperfecciones. Sin duda alguna, más tolerancia con el otro y con uno mismo. Menos trascendencia de lo que pase alrededor y un cierto humor vital que relativice los destinos que asoman tras cada esquina de nuestro recorrido. El humor es signo de inteligencia.

Y ciertamente en esa búsqueda vale cualquier método, porque en esto también la heterodoxia se impone. Agradecer lo poco que ha resistido el embate de las decepciones para efectivamente expresar nuestra gratitud por lo poco que nos ha quedado, sea cual sea la distancia hacia nuestros sueños. Disipar la amargura y recuperar la inocencia.

En fin, mucha teoría, fácil de escribir y difícil de practicar y palabras que acompañan a un mal maestro en esta y otra materias. No hay camino cierto, pero a veces el desapego que hace desintegrar el ego, ayuda.

Buenas noches y buena suerte.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.


The child in us

Foto carnet IINo ha habido año que no haya iniciado con las mismas palabras, los mismos retos y casi los mismos anhelos. Sucede, no obstante, que van desapareciendo fantasmas y voces, ya sean del pasado; ya sean del presente; e incluso del futuro, que cada brindis en Navidad va acompañado de una lágrima; de una melancolía o de un recuerdo lacerante.

Ocurre que hay muchos -cada vez más- que nos vienen dejando y que cada Agenda esconde un párrafo en blanco más. Que a pesar de que los retengamos en nuestra memoria o en nuestro corazón, ya no retornarán.

Se acumulan también fantasmas de lo que fuimos y ya no recobraremos nunca. Basta mirar una fotografía para comprobar las huellas del tiempo y de la existencia y eso acompañado de dolencias que se esconden con la secreta pretensión de volver.

Tal vez un buen vino (de la casa por supuesto); una música, por qué no la banda sonora de Cosmos; y desde luego, un Libro, quizás, el “Arte del Buen vivir”, un clásico de Schopenhauer. Pero sobre todo no reniegues, pase lo que pase, de lo que te haya hecho feliz. Así alejarás fantasmas presentes y futuros e irás más ligero en el viaje.

Sea cual sea de ellos lo que os acompañe hacia ese faro frente al mar, mi recomendación es vivir. La vida no vuelve. Vivir es un derecho, pero sobre todo una conquista. No retrocedas.

Y mientras tanto, como establecía el Desiderata, “di tu verdad serena y plácidamente… pero nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja de las inesperadas desgracias….”

Pase lo que pase, será un buen año, the child in us.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


El cierre de Tennis World

Foto carnet IILa desaparición de un proyecto siempre es un escenario indeseable. Porque trata de sueños rotos y de ilusiones perdidas. Las malas noticias son de difícil digestión y en este caso muy especialmente.  Y así ocurre con este último ejemplar de una publicación de enorme calidad que desaparece, al menos, transitoriamente, que nunca me gustaron las despedidas definitivas.

Tennis World ha hecho historia en el periodismo deportivo, con un modelo distinto de afrontar la realidad desde el punto de vista mediático, en forma apasionada y objetiva,  que llegó aalcanzar nada menos que 15.000 ejemplares de difusión.

Un proyecto que ha persistido en el tiempo, desde la independencia y el rigor informativo, siempre tan necesarios en el ámbito mediático y, también, como no, en nuestro deporte.

Su desaparición nos llena de tristeza no sólo porque siempre es una mala noticia para la difusión del tenis, sino  muy especialmente por el pesar que supone para los extraordinarios profesionales que han trabajado en su seno, como Javier Méndez Vega, en unapublicación por donde pasaron grandes expertos de nuestro deporte. No podemos olvidar las columnas de Carmen Perea, Xavier Budó, Israel García o Nacho Calvo, entre otros muy destacados.

Este sentimiento de pérdida nos debe hacer reflexionar sobre el modelo futuro de sostenibilidad de nuestro deporte en todas sus áreas, en un contexto general de crisis.  Pero ciertamente esta desaparición de una publicación comprensiva tan solo de buen tenis, nos llena de desolación.

Un fuerte abrazo a todos los que se han visto afectados por esta triste noticia. Algo falla cuando una publicación honesta e íntegra desaparece. Pienso en muchos en ellos porque han hecho una labor ejemplar en la defensa de nuestro deporte, desde la independencia y el buen hacer.

Tennis World cierra y ello nos lleva a una profunda reflexión sobre el futuro de los medios y, en general, de todo lo vinculado a la prensa

Sin duda una mala noticia para nuestro deporte.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.


La Gala del Comité Olímpico Español

Foto carnet IIEs época de galas varias, que, por coincidir con la Navidad, vienen a unirse con celebraciones familiares y de empresa, pero no por ellas menos bienvenidas, que siempre es grato el reconocimiento y la retribución de los méritos contraídos.

La de anoche fue la del Comité Olímpico Español, que fue retransmitida por RTVE en directo y que contó con una amplísima asistencia,  entre ellos los deportistas Mireia Belmonte y Javier Fernández.

Gala que versó sobre deporte en esencia; deporte en estado puro y que finalizó con un discurso del Presidente del COE Alejandro Blanco sobre su independencia.

Transcurren las horas y se agota el año 2.014. Quiero brindar por cuantos construyen nuestro deporte en cada rincón. Aquellos que han hecho que el tenis siga siendo fuerte. Cierro los ojos y reflexiono sobre lo vivido alrededor de lo que uno coyunturalmente ejerce.

Mientras las sombras caen sobre lo que fue luz, miro adelante hacia unos pequeños pies que se dibujan sobre la arena del mar que fuera fantasmal de Cádiz; y que me traen la memoria de otras pisadas que tímidamente asomaran.

Y doy gracias a todos los que hacen felicidad a través del tenis. Una vez más, gracias.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.