Skip to content


Last river together

Foto carnet IIEncuentro la primera Edición de este Libro de Leopoldo Panero, en una desvencijada librería de Barcelona, cuando paseo en el estertor de la ultima luz por dicha ciudad, recién acabado el acto de despedida del que fuera Presidente de la UFEC David Moner.

Este acto tuvo lugar en el Salon de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, Salón que aun me sobrecoge por tantos momentos históricos pero, en especial, por conservar el esplendor y la grandeza que acogió a D. Manuel Azaña en 1.938, en aquellas tres palabras  “paz, piedad y perdón”.

Son muchos los hombres que dedican su vida al deporte. El deporte es servicio a la sociedad y a lo largo del tiempo se acumulan en mi memoria personas que han consagrado su existencia a ello. Muchas, han pasado por diversos estadíos, ciclos varios, pero siempre prestando su esfuerzo a todo lo que nos une y que nos hace -sin necesidad de ser números unos- más felices y, sobre todo, más humanos.

Quizás sea Catalunya el lugar donde con mayor vigor e intensidad se reconocen los méritos en el deporte, que suele contraerse a vidas enteras y ejemplares.

Este acto dedicado a David Moner, tuvo la grandeza que solo las Instituciones catalanas suelen otorgar a los hombres singulares.

Pero hoy quiero acordarme de todos los que no tendrán quizás las medallas ni los reconocimientos, pero, sin los cuales, no existiría ni habríamos construido nuestro deporte. Esos cuya mayor recompensa es la sonrisa de un niño o una niña que, con una raqueta en la mano, sueñan ser Dioses.

Y pienso en todos aquellos a los que he visto en cada rincón… en estos más de cinco años que llevo visitando Campeonatos, Torneos y momentos únicos, que no son importantes solo las Copas Davis o los Grand Slams…

Apenas los recordamos en los discursos y en este sentido quiero agradecer al Presidente del Club de Tenis Pamplona,  Alejandro García, que, durante el pasado Campeonato de España Junior, (una de las ediciones más espléndidas de los últimos años), lo hiciera hacia todos y cada uno de los que hicieron posible el evento. Fue Whitman quien habló del heroísmo detrás de cualquier responsabilidad como obligación ética y vital.

Last river together, evoca un último río. Para mi es la desembocadura del Guadalquivir con Sanlúcar de Barrameda y más allá la indómita Rota. Representa la fuerza y el misterio del Atlántico, que era el más allá para los antiguos navegantes. Un océano indómito que nadie quería cruzar… Me parece un regalo del destino haber podido en alguna ocasión hacer confluir este mar que se intuye con el cierto Mediterráneo que baña Barcelona y hacerlo junto a todos los que me han acompañado en esta simpar aventura.

A todos ellos, y, en especial, a ese amigo tinerfeño que aun se empeña en no morir (en eso consiste la vida), quiero expresarles mi gratitud por permitirme recorrer con ellos ese last river together. A todos ellos les ofrezco esos sauces que me esperan.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Variaciones sobre la vida y la muerte

Foto carnet IIAyer tuve la ocasión de cenar con alguien con quien sé ciertamente que compartiré otros escenarios fuera de los que nos ocupan en este desértico presente. Confieso que el tenis me ha proporcionado la inmensa oportunidad de conocer personas a las que probablemente nunca hubiera accedido y eso, como otras muchas cosas, debo a lo que ejerzo y me hace sentir profundamente agradecido.

Sucede que hemos convertido todas nuestras conversaciones -según la personal dedicación- en el mismo monotema que nos empobrece y que jamás damos un paso hacia otros matices  del crisol de cada vida.

Por esas circunstancias que a veces surgen, en el sentido que le daba Borges a la existencia, (es curioso como para apreciar la luz, a veces es imprescindible la ceguera), cuando todo parecía dirigirse en la misma dirección conversadora,  las palabras tornaron en dirección al gran enigma del hombre, que es, sin duda, la muerte.

Son muchos quienes han intentado descubrir un pasaje previo a lo que constituye nuestro recorrido hacia la nada. Un intersticio previo en el que rememoremos los seres queridos o las pasiones que nos han unido o separado mientras recorríamos el sendero vital que algunos, en cambio, tenemos la intuición de estar previamente escrito.

Mi interlocutor, que es una eminencia en su especialidad médica, rebatió las conocidas apreciaciones del Dr. Moody e incluso las de Elisabeth Kubler Ross, grandes autores del más profundo debate existencial del hombre en torno a la muerte y, sobre todo, inspiradores de la piedad y de la misericordia.

Para estos autores, en el espacio que transcurre entre la vida y el adios, vemos luz; recorremos con dolor las acciones que no ejecutamos y vemos por última vez a aquellos que fueron importantes y por los que ha merecido la pena vivir, que en eso debe consistir la trascendencia.

Sin embargo, en el recorrido conjunto de buscar respuestas, mi interlocutor -que vive desde la fe- me aseveró la absoluta falta de concurrencia de todos estos signos en su experiencia médica. Morir es un hecho simplemente biológico. Así, al menos, aparece en la experiencia de alguien que por su profesión y su ciencia ha salvado muchas.

Sin entrar en consideraciones sobre tan particular disquisición que creo pertenece a lo más íntimo y privado de cada ser humano, debo expresar mi admiración por quien puede mantener esta supuesta incoherencia entre la fe y la realidad, para que precisamente sea una reafirmación de sus convicciones y sus valores religiosos.

Haciendo ambos memoria, repasamos quienes se han marchado en nuestras vidas, como si nos escucharan y estuvieran presentes en aquel momento único de la conversación. Está claro que resulta insoportable la idea de que no volveremos a verlos nunca. En un caso, sirve como fundamento de una creencia religiosa; y en otro de la no creencia.

Soy consciente de que hay lectores de este Blog que reprochan que no me circunscriba al objeto de la página. Pero ese somero y respetable análisis prescinde del hecho de que todas estas vivencias se localizan al hilo de lo que hoy hago y son las que me demuestran la calidad y la profundidad de los que igualmente se dedican a honrar a este deporte con su entrega y su valía, sin recibir un solo reconocimiento o tener la recompensa que les profesa esas otras áreas de su vida.

Porque ante la ausencia de fe en Dios, subsiste mi fe en el hombre. Y de eso se trata.Momentos como ese me hacen sentir orgulloso y confiado en que el tenis camina sobre hombros de gigantes.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

 

Autor José Luis Escañuela.


París inolvidable

Foto carnet IIUn largo paseo por la historia de Roland Garros descubre que todas sus avenidas principales son españolas. Lo ocurrido durante este fin de semana así lo advera. Ha sido un devenir de ocasiones y circunstancias únicas, como la Final de Dobles masculina con los franceses esculpiendo de forma sórdida una quimérica – que no real- venganza.

Una semifinal de Dobles femenina que dibuja un Brasil con un Himno y una bandera de fondo. Y una final junior, con otras clasificaciones muy notorias, que hace estériles los discursos de los que ya callan en torno a una presunta crisis en el tenis español.

Si a ello le unimos lo ocurrido ayer con un sol de impresión, que incluyó una dulce referencia a la pista Susan Leglen, quizás debamos pararnos y empezar a creer que nuestro deporte es el número uno en nuestra maltrecha nación sin brotes verdes.

Este RG 2014, forma parte de la leyenda. Probablemente cuando noticias lleguen y años pasen, alguien recordará esta quimera como imposible. Ver a Borg, con el que soñábamos una derrota que no llegaba, nos anuncia quién emprenderá el rumbo desde el vestuario hasta la pista para ser recordado para siempre. Yo, -que no soy nada mitomaníaco- me voy con una foto junto a él.

Pero hay otras muchas fotos. Las de aquellos que edificais tenis español en cada rincón inédito de nuestra geografía. Técnicos, directivos, voluntarios…. jugadores que solo sueñan con ser felices sin ser números uno… y aquellos que lo serán.

Me siento muy orgulloso de esto que es de vosotros. De los que ganan -el mérito es suyo-. Pero también de los que pierden o no llegarán, porque el sueño de la felicidad no está ligado a la victoria. El tenis proporciona todo eso y al hilo de los tiempos que vendrán, nosotros sí estuvimos allí, cuando un sol de justicia sobre Paris, nos hizo llorar a todos -también a él- en un país que solo ofrece esto a sus ciudadanos en una sociedad imperfecta que, por un día, no lo pareció.

Camino hacia lo lejos… Una pista frente al mar que baña la desembocadura del Guadalquivir. Hay un tímido faro que parece citarme. Un niño asoma una sonrisa tras de una desvencijada raqueta. La raqueta tal vez yazca algún día en un cajón o trastero. La sonrisa que asoma tras el sueño de ser Nadal, ésa, ésa es para siempre.

Gracias a todos los que haceis y sois tenis español.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas , , .


Campeonato de España Júnior 2014

Mikel Aguirre_Si algo representa el tenis para todos quienes de alguna manera estamos vinculados a él, es la idea de una gran familia que nos hace recibir con los brazos abiertos a los que llegan y sentirnos como en casa allá donde vamos.  Por ello, la Federación Navarra de Tenis, se siente muy orgullosa de recibiros  a todas y todos los participantes en este Campeonato de España Junior, a los jugadores, a los entrenadores,  a los familiares y por supuesto a los aficionados  que desde aquí os invitamos a  acercaros a este evento deportivo.

Como no puede ser de otra manera, es muy importante para nosotros que la  RFET  haya pensado de nuevo en Navarra, en nuestra federación y en particular en el Club de Tenis Pamplona para organizar  este campeonato.  Es un buen momento para  reconocer el trabajo de los clubes en general –sin ellos no habría tenis- y de este en particular, que ha ido creando a los largo de los años una cultura de trabajo basada en el  esfuerzo, la atención  hacia todo y todos y la importancia de mimar hasta el último detalle.

El tenis español está viviendo una etapa dulce, un tiempo de  éxitos, de reconocimiento deportivo y social, como nunca se pudo imaginar. Y es por ello que  desde la RFET y las territoriales estamos intentando que esa empatía que el tenis suscita en estos momentos, sirva para que se reconozca  el impagable valor del deporte base –qué sería nuestra sociedad sin él-  y para demostrar a todo el mudo la utilidad de nuestro deporte para formación de niños, niñas y jóvenes, de ahí el proyecto estratégico “Tenis Escuela de vida”  en el que estamos inmersos y del que van a salir las pautas, las nuevas visiones  para hacer crecer el tenis en el futuro, para ampliar nuestra base y nuestro espacio en una sociedad tan compleja y tan apasionante como la actual y la futura.

Y si algo hemos aprendido del tenis y de nuestros mejores tenistas, es que aunque en estas competiciones sólo ganen unos pocos, lo más importante  en la victoria y en la derrota es respetar  a los demás, eso significa respetarse a uno mismo.  En el tenis creemos y sabemos que es posible colaborar y competir a la vez.

Os esperamos.

Suerte para todas y todos.

Mikel Aguirre Errea
Comité Desarrollo, Análisis y Plan estratégico RFET
Presidente de la Federación Navarra de Tenis

Autor Mikel Aguirre Errea.

Etiquetas , .


Ante la semana decisiva

Foto carnet IIAcabo de llegar a Sevilla, en el momento en que la ciudad aplaude y llora en el aniversario de la coronación de la Macarena. Su entrada al encuentro de la Virgen de las Angustias a los sones de Macarena Coronada, entre pétalos de flores blancas que derraman lágrimas, hace parar el tiempo y nos recuerda que en ese instante todo es bondad en la existencia. Cuántos recuerdos alrededor de su transcurrir, de su eco cercano entre las ondas de Radio Sevilla, cuando aquellos ojos ya eran ciegos. Pronto llegarán las de Triana donde nací…

Retomo el camino que lleva a la última semana en Paris, con fuertes sensaciones de optimismo y de otro año inolvidable. En un Torneo que año tras año da noticias positivas en lo deportivo y negativas en lo institucional (el apartamiento de Nadal de la pista central que es continuación de lo que pasó con David Ferrer el año pasado o con Albert Costa años ha), se vislumbran hechos que reafirman el papel estelar reservado a nuestros jugadores y jugadoras.

El Jueves pasado en la Ciudad de la Raqueta (agradezco a Koki Martí todas sus atenciones), un periodista preguntó sobre la crisis del tenis español. La respuesta versó sobre cómo en los últimos ocho años hemos tenido de doce a quince tenistas entre los cien primeros del mundo y esa es nuestra vocación; y de cómo es imposible reeditarlo -porque cada momento y circunstancia son irrepetibles- el estado actual de las cosas.

Los Torneos acogidos por la RFET presentados en ese acto son fruto abnegado del trabajo del que ha sido su Director Sergio Troncoso. El ha salvado aquello que se desmoronaba para el año próximo y quiero darle las gracias. Seguro que de entre los más de tres millares de tenistas que disputen esos Circuitos (también el Sub 10) veremos algún día uno de ellos que nos haga sentir orgullosos de sentir España.

Ese día, seguro que en distancia, tal vez veamos unas imágenes y nos surja una sonrisa tímida pero cómplice con aquello que algunos vienen haciendo callada y abnegadamente por el tenis juvenil español, y, por lo que probablemente sólo obtendrán esa compensación.

Me siento muy orgulloso de poder trabajar con ellos.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas , .


Si mis alas pudieran volar

Foto carnet IILa frase no es mía. Es la estrofa de una canción de Birds, que se llama Wings. Os la recomiendo. ¿Has pensado alguna vez que tuvieras alas? ¿Y que con esas alas pudieras volar?  Tal vez esta frase solo evoca el miedo. Ese miedo con el que convivimos constantemente. Ese miedo a la muerte. Ese miedo al fracaso. Pero fundamentalmente, ese miedo a la vida…

En estos días en que hemos visto nuevamente el triunfo de Rafa Nadal y que anhelamos Paris, uno comprende que un deportista de élite puede en alguna ocasión tener el privilegio de volar, aunque dependa  de quienes lo admiran. Es un vuelo compartido que requiere de otros. Mas el auténtico vuelo es un hecho solitario.

Uno lo imagina y probablemente consista en recorrer el enigma de los instantes simultáneos a la muerte; quizás la despedida silenciosa de aquellos a los que uno ama y de los que con ternura algunos autores creen que vemos por última vez antes de partir.

Para todos ese vuelo es fulgurante, como para Ramón Sampedro, interpretado por Bardem, deshaciéndose de las  ataduras de su cama y volando hacia el mar… hacia una playa luminosa que para mi es del Sur, como una ola de plata…

“… mar adentro, mar adentro,
donde se cumplen los sueños
más adentro, más adentro,
el todo por la sangre y por los huesos,
para seguir como mi boca,
enredada en tus cabellos…”

El auténtico vuelo sólo tiene como dirección la vida. Como una mariposa… Tienes alas, vive. La vida no vuelve.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas .


Lo que de verdad importa

Foto carnet IIEn un mundo conmocionado por la vida y la muerte, ese Encabezamiento es el título de un Premio al que pronto hará un año acudió a recibir María de Villota en Sevilla donde falleció y a cuyos organizadores felicito.

Dicen que es mucho más importante dónde se nace que dónde se muere. Supongo que todo depende de los lazos que te vinculan a la vida en la llegada y en la partida. Nacer te vincula a un origen y morir puede ser un accidente que apenas tenga conexión con las causas o los fines. O tal vez no.

El Godó fue ayer una conmoción en torno al óbito de Tito Vilanova, que fuera entrenador del Barca.

Y hace algo más tiempo, la muerte de Miki Roqué, también supuso un mazazo para quienes creen que la muerte ha de ser simplemente colofón natural de una larga vida.

Más allá de toda esta desventura que nos golpea, porque la vida es un laberinto de pérdidas donde al final te acabas rindiendo; quedan aquellos momentos que fueron importantes y cuya memoria se agiganta con el transcurrir del tiempo. El deporte sin duda es un reflejo único de la imperdurabilidad de la existencia y, de una manera especial, las desapariciones de quienes fueron nuestros ídolos nos impactan como la luz tras la niebla.

Esa es la fuerza transformadora de lo que nuestros deportistas significan. Hemos construido nuestra memoria a través de acontecimientos deportivos varios que nos han hecho sobrevolar nuestras vidas. En el tenis, momentos únicos que cada uno posee en lo más recóndito de su memoria que nos arrastran al momento en que los vivimos. El triunfo o la derrota nos recuerda quiénes eramos en otro momento de nuestras vidas.

Al hilo de todo lo que desaparece y de lo mucho que nos queda de quienes quisimos o con quienes compartimos la vida, la pregunta sobre lo que de verdad importa, trasciende una contestación banal.

La respuesta de esa cuestión, sin duda alguna, nos dirige a cada uno a nuestra personal quimera. Tal vez, como he leído, la contestación comprenda un interrogante que no puede ser por qué, sino para qué. Cuanto antes la formulemos, más útil nuestra vida para sí y para los otros.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Anne Hidalgo

Foto carnet IITuve la oportunidad de conocer a Anne Hidalgo, nueva Alcaldesa de Paris, durante la celebración de la pasada edición de Roland Garros, donde estuvo acompañándonos en uno de los momentos más emotivos de nuestro tenis español culminado con una victoria de Rafael Nadal, que adquirirá sentido cíclope al transcurrir de los años.

Ciertamente la llegada de Anne Hidalgo a la Alcaldía de Paris se ha desprovisto mediáticamente de sentido ideológico o al menos de sentido histórico.

Se ha incidido exclusivamente sobre su origen geográfico de nacimiento, por cierto, en una ciudad espléndida -San Fernando-, frente a la Bahía de Cádiz, junto a la arboleda perdida que describiera Alberti en el Puerto de Santa María. Dicen que el viento de Cádiz -Levante- dura días impares. Ese viento que expulsara a los fenicios, de fantasmales sonidos que “producen un indescriptible pánico en las tripulaciones de los buques que se encontraban en las cercanías de los farallones. El Levante es un maleficio que no logra aplacar la espumeante y sangrienta muerte diaria del Sol ahogado en el Océano….”

De este viento ya hablaba Herodoto, y ese viento llevó a una niña de apenas tres años, asida a unos padres republicanos, a Lyon y de allí a la histórica victoria de la izquierda, de la mano de Delanoe, en la Alcaldía de Paris.

Este hecho simpar, no ha generado reflexión alguna sobre la diáspora española. Diáspora que no solo tiene origen en contiendas civiles, sino también en una profunda crisis económica que no parece coyuntural sino -como dijera José María Gay en una magistral y libre intervención en la Academia de Doctores de Barcelona- sistémica.

No existe sendero en el que en todo viaje no surja un español, cada vez más joven. En Bélgica o Alemania se están incluso arbitrando medidas contra nuestros nacionales, en trabajos en muchos casos degradantes y en el que, en una gran soledad, nuestros titulados van a parar a tiendas, bares o pensiones, sin más esperanza que la de poder sobrevivir un mes u otro, cuando en tu tierra apenas queda nada. Me acongoja esta penuria y esta distancia… pero más aun este silencio sobre esta tragedia que nos hará perder los mejores.

La victoria de Anne Hidalgo, para nosotros Ana Hidalgo-, nos ofrece en primer lugar el retrato de unos ojos negros y una viva sonrisa del Sur -que es un desierto que canta mientras llora. Nos evoca las convicciones que llevaron a una familia a dejar su tierra para permitir al destino una frase pronunciada al tomar posesión, “serviré  a Paris como humanista y republicana con pasión…”, pero nos evoca también lo que el español puede llegar a conseguir si las reglas, las normas que regulan la convivencia parten de la igualdad de oportunidades.

En un momento en que para unos el alzheimer es justificación de desmemoria, la victoria de Ana Hidalgo en Paris, es un soplo de vida, un soplo de España, esa España a veces madre y siempre madrastra.

Espero que en ese Junio de color amarillo para el tenis, nos permita encontrarnos otra vez en la tierra roja de Paris, con el brillo azul atenuado por las algas de la Bahía de San Fernando, donde la luz tiene olor y ese olor nos acompaña donde quiera que estemos…. para siempre.

Felicidades, Anne… Felicidades, Ana….

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.


Ser arrastrado de espaldas

Foto carnet IIEn los próximos días, sabremos cuál es nuestro escenario en relación con los eventos de tenis profesional. No en vano la semana que viene se sortea la Eliminatoria de Septiembre de Copa Davis y unos días después Barcelona acogerá la Fed Cup. Más allá del escenario que resulte, 2014 parece habernos traído la desazón de sendas derrotas en los primeros escalones del año, pero, también, la oportunidad de crear un escenario dependiente del que resulte el futuro del tenis federativo español.

Tal vez haya llegado el momento de creer profundamente en lo que somos y construir un universo del que resulte complementario todo los retos deportivos profesionales que se ciernen. En este contexto, ya tenemos por primera vez en la historia de la Federación Española de Tenis unas instalaciones propias, donde hay mucho por escribir. Son muchas las sinergias que han de explorarse con este nuevo horizonte en Sant Joan Despí.

También en los próximos días vendrán noticias inesperadas; muchas de ellas insondables al día de hoy. De ellas, resultará una Federación mucho más poderosa; más adaptada a la realidad y también, cómo no, más atractiva para quienes nos siguen. Es mucho lo que nos jugamos.

Mientras tanto, soñaremos con un sorteo asequible que nos permita renacer otra vez en la ilusión de un futuro que reedite las Ensaladeras conquistadas en los últimos años. Pero no sólo eso, viviremos también en la convicción de que los pasos que daremos en estos meses que se avecinan nos harán no ser arrastrados de espaldas.

José Luis Escañuela
Presidente
Real Federación Española de Tenis

Autor José Luis Escañuela.

Etiquetas , , .


Febrero nefasto

juliangarciaDecía Jose Luis Escañuela hace unos días que el tenis español perdía dos figuras irreparables, Fernando  Jubera y Miguel Mateu. Pues bien, ya son tres, pues sin darnos tiempo a reponernos hoy conocemos otra triste noticia con el fallecimiento de nuestro querido Jose García Requena, “ Pepe Huelva” como le tenía puesto en mi móvil.

Conocí a Pepe en Barcelona hace muchos años. Siempre coincidíamos en el Godó para contactar con los jugadores que unos meses después iban a disputar la Copa del Rey en Huelva y el Trofeo Ciudad de Albacete. Teníamos una magnífica relación, nos ayudábamos mutuamente y nos contábamos todo, no teníamos secretos.

Confieso que me daba mucha envidia ver que allí en Huelva disponían de mayor presupuesto que nosotros en Albacete y ciertamente tenían mejor cuadro, aunque la Copa del Rey tenía carácter de exhibición y el Trofeo Ciudad de Albacete otorgaba puntos nacionales con fase previa y fase final. En alguna ocasión pactábamos y negociábamos con distintos jugadores para no repetir. Por ejemplo, Carlos Moyá y Costa jugaban Huelva mientras Alex Corretja y Berasategui lo hacían en Albacete. ¡Qué tiempos aquellos, querido amigo!

Últimamente Pepe dejó de acudir al Godó, y entonces hablábamos por teléfono. Los presupuestos de nuestros torneos habían caído en picado y entonces nos consolábamos mutuamente.

Quiero transmitir mi más sincero pésame a su familia y amigos. Siempre quedará en nuestro recuerdo. A ver si de una vez por todas se corta la racha y durante un tiempo no tenemos que escribir más artículos de este tipo. Todos los fallecimientos duelen, pero duelen mucho más cuando se trata de personas jóvenes y con mucho que dar de sí todavía,  como son los casos de Jubera, Mateu y García Requena. Descansen en paz.


Julián García Martínez

Directivo de la RFET

 

Autor Julián García Martínez.

Etiquetas .